• 22 OCT 17
    Mamografía digital

    Una mamografía es una radiografía de los senos que se utiliza para detectar signos o síntomas de cáncer de mama. Con esta prueba se pueden detectar microcalcificaciones (pequeños depósitos de calcio en el seno, los cuales a veces son una indicación de la presencia de cáncer de seno) o un tumor que no se puede palpar. Es una prueba diagnóstica generalmente solicitada por el ginecólogo de modo preventivo en mujeres a partir de una cierta edad o para casos en los que durante una exploración de revisión se aprecian pequeños bultos.

    ¿Cuándo recomienda el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que las mujeres se hagan mamografías selectivas de detección?

    • Las mujeres que tienen 40 años o más se deberán hacer mamografías cada 1 ó 2 años.
    • Las mujeres que tienen un riesgo mayor que el promedio de desarrollar cáncer de seno deberán hablar con su proveedor de servicios médicos acerca de la necesidad de hacerse mamografías antes de los 40 años y de la frecuencia.

    ¿Qué factores ponen a la mujer en un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno?

    El riesgo de cáncer de seno aumenta gradualmente conforme la mujer envejece. Sin embargo, el riesgo no es el mismo para todas las mujeres. La investigación ha demostrado que los factores siguientes aumentan las probabilidades de una mujer de desarrollar esta enfermedad:

    • Antecedentes personales de cáncer de seno: Mujeres que han tenido cáncer de seno tienen más probabilidad de desarrollar un segundo cáncer de seno).
    • Antecedentes familiares: Las probabilidades de una mujer de desarrollar cáncer de seno aumentan si su madre, hermana o hija ha tenido antecedentes de cáncer de seno (especialmente si fue diagnosticado antes de los 50 años de edad).
    • Algunos cambios del seno en la biopsia: Un diagnóstico de hiperplasia atípica (una condición que no es cancerosa en la cual las células tienen características anormales y son numerosas) o de carcinoma lobulillar in situ (CLIS) (células anormales que se encuentran en los lobulillos del seno) aumenta el riesgo de cáncer de seno de una mujer. Las mujeres que han tenido dos o tres biopsias del seno a causa de otros estados benignos también tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de seno. Este aumento es debido a la situación que condujo a la biopsia y no a la biopsia misma.
    • Alteraciones genéticas: Alteraciones específicas en ciertos genes (BRCA1, BRCA2 y otros) aumentan el riesgo de cáncer de seno. Estas alteraciones son raras; se estima que no llegan a un 10 por ciento de todos los cánceres de seno.

    En Clínica del Río contamos con Mamografía Digital que proporciona una mayor nitidez en la imagen y por lo tanto ofrece al médico especialista mayor información para un diagnóstico más efectivo. Todas las mamografías son realizadas por un Técnico en Rayos y posteriormente informadas por un médico Radiólogo. Dicho informe es el que finalmente el Ginecólogo interpreta para incorporar al historial de la paciente.

    Secciones relacionadas